• Ander Chasco

La cuesta de Enero. Qué es exactamente y porqué nos afecta tanto.

A la pregunta de "¿sabes qué es la #CuestaDeEnero no?" podemos llegar a tener una idea un poco general de lo que supone ese miedo y vértigo social a este periodo del año. La mayoría lo relacionamos a "no llegar a fin de mes", "apretarse el cinturón", "el mes se hace interminable", "sólo existen gastos" y otras frases que no paramos de oir cada año. Pero ¿Qué es realmente?

"La cuesta de Enero es lo que generalmente se le llama al conjunto de subidas que se viven en el mes de Enero, entre ellas los precios de los gastos del día a día y las tasas e impuestos".

Todas ellas se suman al gasto desproporcional que comúnmente solemos hacer todos en el periodo navideño (cenas, regalos, salidas de ocio...)


Todo este conjunto de ataques a nuestro bolsillo nos empuja a un momento bastante delicado económicamente al final del primer mes del año y que mucha gente ya lo toma como norma general. ¿Pero porqué realmente llegamos a esta situación?


Según varios sociólogos el hecho de contar con mas dinero hace que queramos gastar más en compras que realmente no necesitamos.


Es la traducción de la educación que está establecida por defecto en nuestra sociedad desde que nacemos. Desde que somos pequeños, si quieres algo y luchas por ello, lo tienes. Pero, ¿desde cuándo tener algo, es algo bueno?.


Al final la mayoría de lo que nos rodea pasa de moda, o uno pierde el interés o sencillamente se da cuenta que no era tan necesario en su vida. Y ahí es cuando realmente despilfarramos, no anticipamos un ahorro y llegamos a esas tres semanas de Enero tan duras.


Así que os dejamos estos consejos para no oir hablar del tema hasta que no te lo suelte tu cuñado por sacar un tema de conversación.


1. Anticiparse a estas fechas e ir ahorrando durante todo el año.


Si, ahorrando, porque no es necesario tener un año de penitencia privándote de lo que te apetezca en según qué momentos.


Un pequeño truco es seguir la regla del 50-30-20 que se basa, como su nombre bien indica, en distribuir

la totalidad de los ingresos en:

  • Un 50% para los gastos básicos del día a día como comida, alquiler, gas, luz y agua.

  • Un 30%, para los gastos personales como puede ser ocio o un regalo;

  • Y por último un estricto 20% destinado únicamente para el ahorro.

2. No hay mas consejos


Y ya está, no hay más reglas, la verdad es que no te podrás quejar de lo fácil que lo tienes.


Una solución muy sencilla es la de alquilar objetos desde la app de ewanna, donde no solo vas a poder disfrutar de multitud de experiencias sin necesidad de comprarlas, sino que además podrás ir ahorrando ese dinerito que sacas al poner el alquiler las cosas que tienes en casa y no utilizas religiosamente todos los días del año.

Además lo haces llevándote consigo la sensación de que estás cuidando el planeta, y eso se merece un premio. El de tu tranquilidad financiera viviendo la vida a tope.

¿Y vosotros? Os apuntáis a un año sin cuestas ni excesos? No olvidéis dejad vuestros comentarios.



Suscribete a nuestra newsletter mensual

Ahora te vamos a freír a newsletter jejeje 😈

Si te quieres asegurar de recibir todas las newsletter y que no terminemos en SPAM vas a tener que hacer una cosita. Aquí vas a ver que es rápido y fácil