• Javier Osés

Los exámenes, un aprobado para tu futuro, un suspenso para tu salud mental.

Junio es irremediablemente esa fecha tan señalada para todos los que son y un día fuimos estudiantes, una época de exámenes temida por la mayoría y que en ocasiones nos repercute a nivel físico y psicológico. Hoy destacamos los efectos más perjudiciales y lo más importante cómo evitarlos.

A todos nos ha pasado, te has matado a estudiar y crees que lo dominas bastante. Pero llega el día del examen y te quedas completamente en blanco, bloqueado y te pones tan nervioso que eres incapaz de responder a esas preguntas que te sabías la noche anterior.


O al contrario, durante el curso has sentido desmotivación, factores personales que han hecho que no atendieses o perdieses la ilusión por aprender, o sencillamente notabas que no te interesaba. Porque no todos tenemos que saber de todo.



Y entonces vuelve ese discurso casi innato de que no llegarás a nada en la vida, que eres un fracaso, un vago, que eres el único que va a suspender un examen facilísimo... Un discurso que nos persigue y funciona de autocastigo que nos bloquea y puede afectar de manera directa a nuestra salud mental.


No queremos estigmatizar y generalizar, la ansiedad previa a los exámenes es normal. Sensación que puede experimentar una persona en una situación donde importa mucho el rendimiento o existe una gran presión por hacer las cosas bien. Un actor que va a salir a escena, un cantante en un concierto, o en tu primera entrevista de trabajo.


Pero como todo, llevar las cosas al extremo no son nada buenas, y es algo que a la larga nos acaba afectando emocional y mentalmente.

Os dejamos una serie de consejos, si bien son bastante sonados en la época escolar, como cualquier herramienta, si los usas bien, pueden llegar a ser de gran ayuda.


1. La mente despejada


En ocasiones es complicado, sobre todo porque volvemos al tema de la sensación de hacer lo correcto y el autocastigo por no hacerlo, pero es importante que no te quedes hasta tarde estudiando la noche de antes. El cerebro necesita descansar. Nada de lo que estudies esa noche te va a servir si tu mente no está al 100% en el momento de hacer el examen.



2. Evita hablar antes de examen


Esto es casi imposible de evitar, porque tampoco depende de ti, a no ser que seas parcialmente sordo, en ese caso sólo apaga tu audifono. Pero enserio, hablar sobre posibles preguntas justo antes del examen hará que aumente tu incertidumbre y genere una inseguridad abismal, en algo de lo que en realidad tu no tienes el control. Si cae o no una pregunta no lo vas saber hasta que te planten el examen.


3. Objetos antiestrés


Ya son muchos los estudios científicos que certifican que manipular pequeños objetos mientras se trabaja ayuda a mejorar la concentración y facilitar el aprendizaje.


Un rompecabezas o una pelota antiestrés parece una simple distracción, pero en realidad genera pensamientos más claros y creativos. Indican que manipular pequeños objetos podría generar beneficios ya que ciertas clases de movimientos tienen un impacto en la función cognitiva, al mejorar la concentración y evitar distracciones o sensaciones como la ansiedad o el estrés.



4. Alea iacta est


Seguramente algún profesor ha usado esta frase como arma arrojadiza, dándote a entender que da igual lo que hagas porque vas a suspender.


Pero de verdad, el mejor consejo es este: Relativiza todo lo que para ti hoy sea importante, porque no lo es, es un mero trámite sin importancia. Cada persona es un mundo, cada uno tenemos nuestras metas, nuestros tiempos en la vida y aunque es importante ser trabajador, disciplinado y autosuficiente, ninguna de estas tres cosas es incompatible con ser feliz y llevar tu vida con los tiempos y caminos que sólo tu creas convenientes.


Tanto si habéis aprobado como si no, o no habéis llegado a la nota que pretendíais, el mundo no se va a parar. Toma tu tiempo, se dueño de tus decisiones y no te autocastigues con un discurso meritorio que ya está muy caducado.

Aún así, si necesitáis liberar tensiones haciendo planazos pero tu bolsillo no te lo permite, descarga Ewanna y alquila sin limites.


¿Y vosotros? Os apuntáis a un cambio de estigma en la época de exámenes? No olvidéis dejad vuestros comentarios.



Suscribete a nuestra newsletter mensual

Ahora te vamos a freír a newsletter jejeje 😈

Si te quieres asegurar de recibir todas las newsletter y que no terminemos en SPAM vas a tener que hacer una cosita. Aquí vas a ver que es rápido y fácil